Resumen del seminario del 19 de abril del 2016

Hola a tod@s:

En esa ocasión revisamos el artículo de Cavalli-Sforza, L y M. W. Feldman. 1972. Models for cultural inheritance.

El artículo plantea un modelo matemático “simple” para medir la evolución de los rasgos continuos a partir de la conducta cultural, el lenguaje o el factor social en los individuos de alguna comunidad donde las creencias, religión y costumbres están arraigadas pero con el paso del tiempo y la aparición de nuevas generaciones se pueden ir manteniendo o perdiendo.

Los autores del artículo empiezan tratando de diferenciar los conceptos de herencia biológica y herencia cultural. La herencia cultural es la transmisión de información de generación en generación incluyendo al menos costumbres y lenguajes y en cada generación puede haber una aportación nueva que se vaya incluyendo a las costumbres ancestrales definiendo así fenotipo cultural. En cambio los autores indican que en la herencia biológica la información solo puede ser transmitida de los padres a los hijos codificada en el DNA. En la discusión del seminario se llego al acuerdo de que los autores no hacen una diferencia muy marcada entre ambas “herencias” y se presta a confusión lo que realmente significa herencia biológica.

Un punto importante que se abordó en el seminario y que indican en un párrafo los autores es que el individuo que nace, crece y se desarrolla en la misma comunidad toda su vida va a tener un fenotipo biológico y cultural diferente a comparación de un individuo que nace en la comunidad pero crece y se desarrolla en un entorno completamente diferente. Esto puede llevar a cambios en la herencia cultural que se heredaran a sus descendientes de una manera diferente a la que sus ancestros heredaron a sus padres por lo que puede llevar a la perdida y/o ganancia de información que solo se verá reflejada si la información logra trascender a las siguientes generaciones.

El modelo planteado se utilizo para analizar la transmisión de la información de dos formas: uniparental y biparental.

La transmisión de información uniparental indica que en una población muy conservada los padres tienen rasgos culturales casi idénticos a los del resto de la comunidad por lo que la herencia de información variara muy poco hacia los hijos y permanecerán las costumbres en general. En el seminario se acordó que en este tipo de poblaciones era común que los propios pobladores obligaran a homogeneizar a todos los individuos en algún punto de su vida y esto sucede mayoritariamente en poblaciones con muchos ancianos a diferencia de poblaciones con pocos ancianos y muchos jóvenes que tienden a adquirir de manera más natural nuevas costumbres.

La transmisión de información biparental es donde la información solo es transmitida de parte de uno de los progenitores a su hijo del mismo sexo.  Esto puede promover la perdida de información en caso de que la progenie no sea del mismo sexo que el padre o la madre.

El caso en que la población desapareciese gradual o repentinamente no se considera dentro de la fórmula por la propia flexibilidad y simpleza de la misma, por lo que medir la perdida de información no es viable al menos con el modelo que plantean los autores. No obstante, los autores concluyen que el modelo se puede adaptar a las necesidades de lo que se desee evaluar de evaluar.

De nuevo si algo no puse bien o ustedes lo objetan con gusto se puede discutir.

Saludos!

Alejandra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s